martes, 9 de febrero de 2010

Reckiem

Llevo todo el día intentando buscar el momento par escribir estas notas.
Durante el día he ido pensando en frases, en como expresar el conjunto de sentimientos que afloran o se ocultan intermitentes los recuerdos, las referencias, también los lugares.
Ha hecho un día muy bueno .
Cielo azul, rayos de sol, olores que me confunden de estación, incluso de época.
Puedo recordar unas pascuas, un suéter verde fosfo y una camiseta gastada con un labio-lengua como dibujo.
Risas, inseguridades, amores y sexo adolescente.
-dejame la moto-
y no aparecía en dos horas.
Apartamentos vacíos, habitaciones usurpadas y muchas risas y mucho tiempo. Tiempo eterno sin final.
Pictas le muerde los zapatos cuando lo ve sabe que pasearemos por la costa durante horas. Discusiones subrealistas, ideas inconexas, proyectos y mucha confianza entre nosotros, buenos almuerzos, tortilla de patata y pan tierno.
Nostalgia de París nostalgia de ella, me cuenta a veces.
Las navidades pasadas llego la esperada D-90 una Nikon y con esta maquina comienza el gran proyecto.
Sospecho que una terrible intuición y su amor por la belleza natural le dieron la idea.
Todos los días baja a la playa.
Hoy hace 190 días que todo esto empezó. Es de noche, claridad espectral, tranquilidad aparente y un espectáculo sorprendente se desarrolla ante el. Fuerzas descomunales, mecanismos imposibles, incomprensibles hacen aparecer el astro solar.
El lo registra en su memoria biológica en su memoria electrónica.
Tras unos minutos la luz lo inunda todo lo iguala y normaliza. Pero no para el. El se lo lleva consigo lo custodia. Día tras día vigila el horizonte y enriquece de belleza y color su pensamiento, su extraña mente creativa.
Llega a percibir innumerables matices, advierte cosas que para el resto de los seres humanos están vetadas.
El esta entrenado.
Su acción diaria repetida cientos de veces le ha enseñado y el ha aprendido a interpretar, ya habla otro lenguaje . Un idioma instintivo y ancestral que ya los mayas conocían: la comprension y admiracion de lo solar, como ente vitalizador y generador .
El perro le muerde los zapatos.
- eso solo me lo hace a mi- pienso
hoy cuando la llamada pone fin a un largo recorrido.
El perro se ha acercado. Percibiendo mi dolor ha puesto su cabeza entre mis piernas.
A través de su mirada he podido comprender:
Que esto acaba de empezar.
Que no a cambiado nada
Que ha hecho lo de siempre....... irse sin avisar.

MUNDO AMANECE EN YOUTUBE CLICK AQUI

HORIZONTE Y VIDA YOUTUBE CLICK AQUI

1 comentario:

  1. Como un amanecer;llega,besa y se va. Sin avisar.

    ResponderEliminar